Suelas fabricadas
con neumáticos reciclados

Selbi se sostiene sobre una máxima: ser una empresa ante todo responsable. Por eso nos hemos propuesto algo más que acabar con nuestra Huella de Carbono, tenemos un objetivo claro: alcanzar el Cero CO2 en el planeta.

Impacto positivo
en el medio ambiente

Todos somos conscientes de la cantidad masiva de neumáticos que se fabrican para abastecer a la industria del automóvil, solo en España se generan cada año 250.000 toneladas de neumáticos usados. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando estos dejan de ser usados? La triste realidad es que es uno de los problemas medioambientales más graves en todo el mundo.

El 45% se acumula en vertederos sin tratar, provocando “cementerios” con montañas de neumáticos que forman arrecifes donde proliferan roedores e insectos. En estos lugares se reproducen mosquitos que transmiten por picaduras fiebres y encefalitis, siendo 4000 veces mayor su proliferación en el agua estancada de un neumático que en la naturaleza. Otro 40% no está controlado y es eliminado mediante prácticas como la quema directa, lo que provoca una gran contaminación debido a las emisiones de gases que contienen partículas nocivas.

Desde Selbi queremos formar parte de la solución a este problema y apostar por la utilización en nuestro proceso de fabricación de neumáticos reciclados, siendo pioneros en el uso de los mismos para nuestras suelas.  El caucho es un material elástico, resistente y duradero, y otras marcas lo descartan debido a su elevado coste. Nuestras suelas serán de este material, cada una con un dibujo diferente según el neumático usado. Cada suela, cada zapatilla, será única. No habrá dos iguales, tendrán una historia, unos kilómetros detrás y muchos pasos por delante.

La innovación requerida para crear el futuro no vendrá de una sola fuente. No de la ciencia, no de la tecnología, no de los gobiernos, no de los negocios, sino de todos nosotros. Debemos sacar provecho de el poder colectivo de las alianzas poco convencionales para redefinir la forma en la que prosperaremos en el futuro.

— Hannah Jones